Domingo 16 de Enero de 2022

Perito tiene “error involuntario” en dictamen de violación de alumna en kínder

Emite la CEDH su Recomendación 31/2018 en contra de la Fiscalía

Rubén Pacheco

Por “error involuntario”, una médico legista de la Dirección de Servicios Periciales emitió dos dictámenes diferentes sobre la presunta violación de una alumna de un jardín de niños. En el primero había reportado que no tenía lesiones, sin embargo, en el segundo refirió lo contrario, reveló la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Lo anterior fue desglosado en la Recomendación 31/2018 del organismo autónomo local, dirigida a Federico Arturo Garza Herrera, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Según la información radicada en los expedientes 1VQU-619/2017 y 1VQU-629/16, la madre de la víctima expuso ante el agente del Ministerio Público, que la niña sufrió violación en un jardín de niños el 30 de septiembre de 2016.

Al iniciar la carpeta de investigación, el dictamen de integridad física, finecológica y proctológica de 30 de septiembre de 2016, determinó que la niña no presentaba huellas de violencia física, ni desfloración reciente ni antigua, no lesión en región anal.

A su vez, el 26 de mayo de 2017 una perito en psicología, reportó que no presentó manifestaciones asociadas a las víctimas de un delito sexual, sin embargo, el que no presente esos indicadores o síntomas, no es referente de que la menor no haya vivido tal situación, “sólo que no evidencia daño psicológico por el supuesto delito referido”, acotó.

Fue hasta el 14 de julio de 2017, cuando la médico pericial realizó “ampliación /corrección” del dictamen ginecológico, con el argumento que por “error involuntario” al momento de transcribir, no señaló una cicatriz antigua en región ano rectal de 1 centímetro de longitud, levemente visible.

Por ello, la CEDH juzgó que se “pone en evidencia que después de 9 meses de que (la perito) realizó la revisión clínica, emitió la ampliación o aclaración del dictamen de integridad física (…) por lo que se observa una clara impericia en su actuar”.

Aunado a ello, advirtió que dos agentes ministeriales dilataron en investigar la respectiva averiguación, pues después de un año 8 meses que la madre formuló la denuncia, todavía faltaba se desahogaran algunas entrevistas con profesores y directivos del plantel escolar.

En su análisis documental, el organismo autónomo local sentenció que se encontraron elementos suficientes que permiten “acreditar que en el presente caso se vulneró el derecho humano a la legalidad y seguridad jurídica en agravio de (la niña) atribuible a la Perito Médico Legista de la Fiscalía General del Estado”.

La Comisión recomendó a Garza Herrera: investigar y esclarecer la probable violación; solicitar colaboración de SEGE; investigar las omisiones de la médico y dos agentes; inscribir a la niña en el Registro Estatal de Víctimas; capacitar a funcionarios sobre Código Nacional de Procedimientos Penales; y que el examen médico en estos casos se realice por un profesional con amplio conocimiento.