Sábado 20 de Julio de 2024

En tres años, aumentaron muertes violentas de personas LGBTTTIQ+

Ana Paula Vázquez

La muerte del magistrado, Ociel Baena Saucedo, ha generado una fuerte indignación social en usuarios y usuarias de redes sociales, por el hecho de que la gente se preocupe más por la gramática que por la tragedia y el dolor de lo ocurrido.

En el 2022 se registraron 87 muertes violentas de personas pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ+, por motivos presuntamente relacionados con su orientación sexual o identidad o expresión de género; esta cifra representa un aumento en relación con la de los años anteriores, 78 para 2021 y 79 para 2020. Esto según la información publicada en letraese.org.mx.

Según los datos de la Encuesta Nacional sobre Diversidad Sexual y de Género (ENDISEG) llevada a cabo en 2021, en México, son 5.1 millones de personas con edades de 15 años en adelante las que se identifican con una orientación sexual e identidad de género que forma parte de la comunidad LGBTTTIQ+, siendo 2.1 millones hombres y 2.9 millones mujeres.

El género no binario se aplica a personas que no se identifican con las categorías tradicionales de masculino o femenino. Estas personas se sitúan fuera del binomio convencional de género y forman parte de la diversidad sexo genérica. Frente a esta realidad, el Banco Interamericano de Desarrollo destaca que en diversos países de América Latina, como Argentina y Chile (donde surgió la idea de incorporar la letra “e”), organizaciones civiles y algunas entidades públicas promueven el uso del pronombre “elle” con el fin de establecer una neutralidad gramatical.