Lunes 27 de Junio de 2022

Brad Pitt considera que se encuentra en “su última etapa”

SUN CIUDAD DE MÉXICO, junio 22 (EL UNIVERSAL).- En una nueva entrevista, Brad Pitt se sincera y habla acerca de toda la oscuridad que vivió cuando fumaba y bebía sin moderación, hábitos que abandonó por completo, luego de su separación de Angelina Jolie. Además, compartió que, por primera vez en su vida, comienza a reconocer […]

SUN

CIUDAD DE MÉXICO, junio 22 (EL UNIVERSAL).- En una nueva entrevista, Brad Pitt se sincera y habla acerca de toda la oscuridad que vivió cuando fumaba y bebía sin moderación, hábitos que abandonó por completo, luego de su separación de Angelina Jolie. Además, compartió que, por primera vez en su vida, comienza a reconocer la depresión que lo acompañó prácticamente desde la niñez.

Ya han pasado seis años, desde que Brad y Angelina anunciaron su separación, una etapa muy oscura para ambos, sin embargo, también significó el punto de quiebre para el actor de 58 años que, prestó atención a las consecuencias que habían provocado dos de sus grandes vicios, el alcohol y el tabaco.

Así fue como lo indicó en una nueva entrevista, concedida a la revista “GQ”, en la que Pitt aseguró que moderar su consumo ya no era una opción para él. “No tengo esa capacidad para fumar sólo uno o dos al día”, reconoció, por lo que hizo alusión a que no puede ponerse un disfraz y pretender que un día desea fumar o beber y al otro no: “Voy a conducir hasta el suelo. He perdido mis privilegios”.

Además, el actor aseguró que ya no se encuentra en una edad en la que puede vivir la vida despreocupadamente, acompañado de los placeres que en la juventud parecían divertidos, o capaces de disolver todos los problemas. “Tengo esa edad en la que no sale nada bueno de eso”, reconoció.

Otro de los temas que abordó el actor de “El club de la pelea” fue cuando acudió a Alcohólicos Anónimos, durante un año y medio, decisión que tomó a partir que Angelina solicitara el divorcio. En aquella época –recordó- se sintió muy cómodo con el grupo con el que se sentó a compartir su experiencia con la bebida, pues uno de los temores que le impedían asistir a terapia era el riesgo de ser expuesto públicamente.

“(…) Había visto cosas de otras personas que habían sido grabadas mientras derramaban sus entrañas, y eso es simplemente atroz para mí”, confió a la revista.

 

Notas Relacionadas