Miercoles 22 de Septiembre de 2021

Bitácora

PUES cambios muy significativos no se le ven al nuevo Congreso, porque la presidente de la Mesa Directiva resultó ser Yolanda Cepeda Echavarría, priista, secretaria del partido y ex alcaldesa de Aquismón con cuentas más torcidas que los Renglones Torcidos de Dios… A menos de que se tome en cuenta que la reversa también es […]

PUES cambios muy significativos no se le ven al nuevo Congreso, porque la presidente de la Mesa Directiva resultó ser Yolanda Cepeda Echavarría, priista, secretaria del partido y ex alcaldesa de Aquismón con cuentas más torcidas que los Renglones Torcidos de Dios…

A menos de que se tome en cuenta que la reversa también es un cambio, pues entonces sí podría considerarse cambio dentro de la LXIII Legislatura. La preponderancia en la Mesa Directiva es para que la tercera fuerza política (4 curules) del Congreso, el PRI, sirva de árbitro entre las dos fuerzas antagónicas del nuevo legislativo: el Verde Ecologista y el PAN, que, salvo que se descuente la campaña, no tienen diferencias hondas en la entidad potosina…

 

PERO bueno, la mayoría Verde será el puntal de las iniciativas y cambios que Ricardo Gallardo haga en el ejercicio del poder y el contrapeso será lo de menos, porque tiene lazos amarrados desde antes de la toma de protesta de hoy con morenistas maleables y con la chiquillada, salvo el caso de la esposa del excandidato al Gobierno, Tecmol, Gabriela Martínez, quien ya avisó que estará fuera de todo acuerdo con la mayoría. Además de eso, no se olvide el respetable que el PT es otro alfil del verdismo y de José Luis Fernández Martínez “El Chiquis”, quien será el que lleve la batuta en esta primera etapa legislativa, porque es uno de los pocos que le echa sesera y que leyó a Maquiavelo.