Jueves 25 de Julio de 2024

Bitácora

Con otro discurso, quitando lo beligerante al asunto, el alcalde Adrián Esper Cárdenas dijo que él propugnará porque se arregle la situación de los trabajadores sindicalizados de la DAPAS, que ya sobrepasaron los 160 días de huelga, a dos días de que se efectúe un recuento de trabajadores que están dentro del movimiento, para cotejarlo con el total de los inscritos al Sindicato que son 189, aunque decenas de ellos ya regresaron a trabajar, instados por la necesidad de cobrar su sueldos, aunque sin que se haya definido cuál será la situación laboral de éstos, cuando el conflicto termine.

Lo que es cierto es que para el líder del Sindicato de DAPAS, Alejandro Ballesteros Corona el proceso de recuento de trabajadores que efectuará la Junta de Conciliación y Arbitraje es un procedimiento que forzosamente está fuera de toda ley, debido a que se debió haber practicado el conteo antes del 3 de noviembre del año pasado, que era el tiempo fatal para hacerlo de parte de la Junta y que no se hizo.

Entonces, no cabe duda de que se volverá a estancar el conflicto, ya que el departamento jurídico del Sindicato acudirá de nueva cuenta al Juzgado Quinto, donde ya tienen un amparo que nombra y certifica a la huelga como legal, pero ahora para ampararse contra los actos de la Junta que todavía no se efectúan, debido a que Ballesteros asegura que hay una inclusión de trabajadores de confianza en la lista de los sindicalizados que pondrá en la lista la directiva y que eso significaría una maniobra que perjudicaría al movimiento.

Lo que es cierto es que el alcalde dijo que su administración es humanista y que él velará por los derechos de los trabajadores, aunque también agregó que no importa que éstos “hayan sido engañados”, sin mencionar al líder sindical, pero en clara referencia a él, ya que esa ha sido la postura, así que quizá la negociación sea con los demás trabajadores, pero no con la directiva.

Sigue el problema de la venta de alcohol clandestina en ejidos y comunidades, de acuerdo con líderes de comunidades que se reunieron con autoridades de Cabildo la semana pasada, en una reunión privada y, aunque se prometió trabajar al respecto, hay una venta que no parará, mientras no se castigue ejemplarmente a los que siguen expendiendo Yuco a granel a personas de la zona rural.

Corrió el rumor de que uno de los contratos de la Feria Nacional de la Huasteca Potosina (FENAHUAP) no se pagó a tiempo y hoy, desde las cinco y media de la tarde, toda el área de juegos estaba sin registrar actividad eléctrica, como la prueba de trabajo de los juegos mecánicos o los diversos equipos de sonido que trabajan durante buena parte de la tarde noche.

La otra versión es que se trató de un desperfecto de tres cuchillas sobre un poste de luz, ubicado frente a la antigua entrada a los juegos de la Feria y que habría dejado sin la energía a todos los que están en la zona de juegos, desde aproximadamente las cinco y media de la tarde.