Domingo 26 de Mayo de 2024

El “trapiche huasteco” de Esteban

Verónica Galván

[Huasteca Hoy]

Empresa local de jugo de caña y granulado de caña ha logrado tener un mercado de venta fuera de la ciudad, porque “en Ciudad Valles no hay cultura para cuidarnos en salud, el jugo y el azúcar granulada es más benéfica que el azúcar que venden en sobrecitos pequeños”, señalo Esteban Galarza Martínez, quien por temporada vende sus productos en el tianguis turístico de la plaza principal.

El “trapiche huasteco”, propiedad de Esteban y su familia, les ha dado para comer y para que sus hijos puedan estudiar, con este extraen jugo de caña de azúcar que venden en un precio de 15 pesos el vaso y 40 el litro.

Actualmente se ubican en la plaza principal, frente al loro huasteco, donde permanecerán hasta el 30 de diciembre o quizá les permiten quedarse hasta el 6 de enero. Dijo que en estos días, han acudido muchos turistas, a quienes les ofrecen el jugo de caña con chile, chamoy y unas gotas de limón mandarina, un cítrico típico de la región huasteca que parece mandarina por su color naranja, pero es ácido como el limón.

La caña la traen del ejido El Choyoso, rumbo al paraje Micos, y el granulado lo elaboran con apoyo de personas del municipio de San Antonio, donde varias familias trabajan.El jugo de caña ayuda a prevenir además el cáncer de próstata, el cáncer de mama, ayuda a curar la onicomicosis, el acné, ayuda a no tener pérdida de cabello y contiene vitaminas A, B, B1, B5 y B6, hierro, potasio y manganeso, tanto el jugo como el granulado, de acuerdo con el vendedor.

El granulado se obtiene hirviendo el jugo de caña a fuego lento, se evapora el agua, “queda sólo la fibra soluble, de 20 latas de 20 litros cada una sacamos 50 kilos de azúcar granulada, y aunque rinde muy poco, vendemos calidad y salud, incluso un diabético puede consumir el granulado, es preferible consumir esta azúcar de mascabado cien por ciento natural, es menos dañina que el azúcar de sobrecito que está muy procesada”.

En este trienio fueron invitados al tianguis por parte de la dirección de Cultura y Turismo, pero durante todo el año tuvieron ventas un poco bajas, porque la propia gente de la región no valora las riquezas naturales que tienen y la gastronomía huasteca o quizá desconocen las propiedades del endulzante de la caña.

“Durante todo el año estamos en el eco parque Selva Tének rumbo al paraje Micos, donde nos dieron la oportunidad de vender, estamos de lunes a domingo, descansamos los martes solamente y la dirección en Ciudad Valles es en calle panuco 610 del fraccionamiento Altavista”.