Lunes 15 de Abril de 2024

Más de 100 ataques de víboras en la Huasteca

Ninguna víctima ha encontrado la muerte, asegura Jefa de Medicina Interna

Miguel Barragán

[Huasteca Hoy]

Durante 2016 y lo que va de 2017 van 108 ataques de víboras a seres humanos, todos ellos atendidos en el Hospital General de Ciudad Valles.

Un hombre corta cañas en un campo de siembra de la Huasteca. Siega los tallos fibrosos con un machete que tintinea como la espada de un guerrero que no tiene permiso de cansarse, ni de insolarse. De repente, la violencia del agarre de la gramínea, el corte de tajo, el manojo que es arrojado a un lado, a donde se acumula un “agarrón” molestan al reptil sin extremidades, famoso por ser venenoso y por una supuesta maldad que se le atribuyó en el Génesis, de la Biblia, desde hace milenios. El cortador siente la mordida en la mano, se espanta, recurre al capataz, lo llevan al centro de salud más cercano para que le den suero antiviperino y después se le traslada al Hospital General, por si hay complicaciones debido al veneno. Esta escena se repite mucho durante los meses de más calor (de marzo a agosto), que es cuando más activas están las serpientes y cuando más se registran ataques de los ofidios a los seres humanos.

Gabriela López Leija, jefa de Medicina Interna del Hospital General de Valles, informó que durante el año pasado, el nosocomio recibió a 85 personas, algunas de ellas, niños, con mordeduras de víbora como lesión.

Negó que alguna de ellas hubiera encontrado la muerte, después del trauma, aunque sí ha habido algunas complicaciones para algunos de los pacientes, como por ejemplo, infección en la piel, alrededor de la mordedura; amputación de un miembro, como el caso de un hombre al que se le extirpó el pulgar; o incluso daños renales permanentes, debido a la intoxicación.

En este año, van 23 incidencias de mordedura de ofidio que les llegan al Hospital y ninguno ha tenido consecuencias de gravedad tampoco.

Aclaró que todos los Hospitales Básicos Comunitarios, así como el General de Valles tienen suero antiviperino o faboterápico, que es la sustancia que se suministra para que contrarreste el daño que el veneno de la víbora puede causar al ser humano.

Dijo que, de acuerdo a datos recabados por ella misma en un encuentro de especialistas sobre actualizaciones en la atención ante mordedura de víbora, se enteró de que esta zona del país es donde más atacan las víboras a las personas de todo México.

RECOMENDACIONES

La doctora Gabriela López dijo que ante una mordedura de serpiente se debe acudir o que la persona atacada pida que la lleven a un hospital. Por ningún motivo se debe recurrir a remedios caseros; la succión del veneno de la herida recién hecha no ayuda de nada y está prohibida; los torniquetes tampoco deben hacerse por ningún motivo.

Notas Relacionadas