Domingo 14 de Abril de 2024

Protestas terminan en enfrentamientos

(EFE) Caracas.- Las marchas opositoras venezolanas que pretendían llegar ayer al centro de Caracas desde varios puntos de la ciudad, derivaron en fuertes enfrentamientos con los cuerpos de seguridad, que se prolongaron durante horas y mantienen bloqueadas algunas de las principales vías de la capital. La autopista Francisco Fajardo, la vía que conecta la ciudad […]

(EFE)

Caracas.- Las marchas opositoras venezolanas que pretendían llegar ayer al centro de Caracas desde varios puntos de la ciudad, derivaron en fuertes enfrentamientos con los cuerpos de seguridad, que se prolongaron durante horas y mantienen bloqueadas algunas de las principales vías de la capital.

La autopista Francisco Fajardo, la vía que conecta la ciudad con el este y el oeste del país, permanece cerrada desde pasado el mediodía cuando se inició el enfrentamiento entre los cuerpos de seguridad y los jóvenes encapuchados que actúan como grupo de choque en la manifestaciones opositoras.

Aunque los agentes intentaron disolver la marcha y repeler a los manifestantes, estos han continuado por más de dos horas bloqueando el paso y respondiendo a las lacrimógenas y perdigones de goma de las fuerzas de seguridad con piedras, cócteles molotov, y botes con pintura, entre otros materiales.

Las autoridades venezolanas han justificado la acción para repeler a los opositores con el argumento de que los manifestantes no tienen el permiso para manifestar en el oeste de la ciudad, feudo del chavismo, ni para impedir el derecho de terceros al libre tránsito.

La avenida Francisco de Miranda, una de las más importantes del este caraqueño, fue tomada también hoy por los opositores que han permanecido allí en enfrentamientos con las autoridades.

Enfrentamientos similares se han replicado en la avenida Victoria, en el oeste, y la avenida José Antonio Paéz.

La marcha -que pretendía llegar hasta el despacho del ministro de Educación, Elías Jaua- degeneró en enfrentamientos violentos luego de encontrarse con la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana que les cerró el paso.