Martes 01 de Diciembre de 2020

Bitácora

EL examen final para los que andan de precandidatos obviamente son las elecciones internas de sus partidos, pero algunos que salieron reprobados en las últimas ocasiones insisten en buscar el poder a como dé lugar…   ES el caso de algunos grupos como el de Jorge Terán Juárez que fue dos veces alcalde y que […]

EL examen final para los que andan de precandidatos obviamente son las elecciones internas de sus partidos, pero algunos que salieron reprobados en las últimas ocasiones insisten en buscar el poder a como dé lugar…

 

ES el caso de algunos grupos como el de Jorge Terán Juárez que fue dos veces alcalde y que quedó en un tercer lugar de las elecciones constitucionales pasadas…

 

NADIE niega que sea un político completo y un operador sagaz, pero ahora no solamente tiene a su peor enemigo enfrente, como ha pasado en los últimos 15 años, sino que tiene además a Luis Fernando Castañeda como contrincante directo y posiblemente a David Medina con quien tiene un pleito irreconciliable dados los ataques que se dedicó con el constructor debido a la inseguridad que campeaba al final de su sexenio, en 2018…

 

EL escenario se complica para el que ha ganado a pulso los últimos combates internos y externos en política, ahora que se han visto a sus operadores haciendo talacha en colonias, como Herminia Reséndiz y su propio hermano, Mauro Terán…

 

POR fin, luego de muchos meses de andar flirteando con el partido Morena, el sábado habrá una especie de encuentro público entre Adrián Esper y quién sabe qué grupo de morenistas, porque con casi ninguno tiene estrecha relación, y con los que la tenía, ya se le voltearon, como es el caso de Gabino Morales, que quiere lo mismo que Adrián Esper y Edson de Jesús Quintanar que antes fue parte de su comparsa y que ahora ha adquirido una postura beligerante contra el alcalde en aras claro está de ganar popularidad porque el joven diputado también sueña con la alcaldía…

 

PROBABLEMENTE el sábado un grupo de morenistas lo santigüen, pero lo que es cierto es que Esper anda cabildeando su candidatura al gobierno más arriba y confía en que le irá bien, pero nadie tiene más obstáculos que él, porque los de ese partido no lo quieren y porque como alcalde ha dejado mucho qué desear.

Notas Relacionadas