Sábado 28 de Marzo de 2020

Bitácora

RICARDO del Sol Estrada, diputado federal de MORENA, del Distrito 04, con cabecera en Valles salió más grillo que Pepe, el pequeño saltamontes que fungía como la conciencia de Pinocho, porque aunque algunos lo veían muy verde con sus invectivas en contra del Gobierno estatal o del Gobierno federal (cuando eran priistas o panistas), pasó a ser un legislador siniestro que anda en pos de doña Blanca, por decir algo…

MIREN, ahí donde lo ven de “songuito”, don Ricardo ya está intrigando de plano y de lleno al secretario de Desarrollo Agropecuario y de Recursos Hidráulicos (Sedarh), Alejandro Cambeses Ballina para que lo tumben del cargo de privilegio que tiene y poner un alfil de él…algo así como el líder de campesinos y de ejidatarios y ex jefe de la oficina de la Procuraduría Agraria, Miguel Ángel Guzmán Michel, porque lo que viene no son más apoyos para el campo, sino más política y más fuerza con los sectores rurales…

RICARDO del Sol organizó una reunión en Tamuín ahora y tiene pactado hacer otras más en el mediano plazo, para comenzar a escuchar las necesidades apremiantes de los campesinos y ganaderos y, por supuesto, “llevar agua a su molino”, para cuando vengan los catorrazos políticos de 2020 y 2021, ya que el señor diputado quiere ser el bueno de MORENA para la Presidencia municipal y de hecho tampoco pierde oportunidad de echarle tierra a Adrián Esper cuando va a la zona indígena…

LO único agradable de Del Sol es que se volvió un tipo siniestro y hábil para echar cizaña, cosa que le faltaba y que le servirá, pero el único obstáculo es que Cambeses Ballina pertenece a una connotada familia que proviene del Medio Oriente y que el simple hecho de ser pariente de inmigrantes de aquella zona, al igual que el presidente municipal, lo hace inexpugnable en su cargo o en el cargo que le vaya a tocar, por familia y por poder económico y político, pero la lucha de Conde habla de que nació un político más que andará buscando su lugarcito en el mundo de la grilla local…

HABLANDO de morenistas descarriados que no le caen bien al presidente, está un sujeto al que apodan “Junior Merlín” y que nadie recuerda cómo se llama pero que la actual administración cometió el error de meterlo en la nómina porque los ciudadanos le pagan por estar en un departamento de Igualdad y Diversidad Sexual en donde no hace nada, porque él se la pasa como servidor de la nación, ayudando a la Secretaría del Bienestar, donde también cobra…

LO peor de todo es que además de hacerle el favor de ser un “aviador” con suficientes horas de vuelo para poder dar la vuelta al mundo, es que el muchachón anda intrigando sin ningún recato a su jefe, Leopoldo Espinoza Oliver, quien quizá no sea una persona muy dada a los reflectores, pero que no tiene las mañas del licenciado “Merlín” que no para de abochornar al Ayuntamiento, sin que nadie pueda explicar cómo o porqué lo tienen en el equipo del actual Gobierno.

Notas Relacionadas