Miercoles 26 de Junio de 2019

Bitácora

El director de la DAPAS hasta alcanzó a lanzar un chascarrillo de que el abogado del Sindicato de la DAPAS, José Matilde Hernández Méndez tendrá que hacer sus necesidades fisiológicas  como la gente del Siglo XVIII, en bacinica, porque de plano le cortarán el servicio de drenaje de su casa, ubicada en la avenida Las Tichas, porque el litigante sigue debiendo 45 meses de recibo de agua y pues no da muestras de querer pagar.

La primera vez que expuso Matilde Hernández que no había pagado el agua, fue en noviembre, luego de una marcha de trabajadores de la DAPAS, quienes exigían al presidente municipal que se sentara con ellos a atenderlos para que les resolviera el pliego petitorio en el que daban a conocer que querían el aumento del 8 por ciento en el sueldo y el acomodo y reasignación de puestos de varios trabajadores que habían subido de nivel. En aquella ocasión, Matilde Hernández aceptó deber 41 meses de agua y que no pagaría porque él no tenía por qué pagarle dinero a gobernantes “corruptos”, refiriéndose a Jorge Terán y al actual munícipe, Adrián Esper Cárdenas.

Un mes después, le bajaron el flujo de servicio al agua de su casa los de la DAPAS hasta dejarlo sin nada de líquido. Entonces, Hernández Méndez pidió de favor a una vecina de él, de nombre Apolonia, que lo dejara conectarse a su llave de calle, para poder llenar su tinaco y seguir teniendo el servicio hasta que un juez le resolviera el conflicto del pago, porque se amparó al respecto.

Pero hace un par de semanas, Matilde fue descubierto huachicoleando el agua a su vecina Apolonia, porque ella se quejó de que no se quería desconectar y cuando fueron a verificar su tinaco, los de la DAPAS se dieron cuenta de que el abogado había mandado poner tubería que le mandara el líquido a su casa, desde el surtidor de agua que hace caer el recurso al tinaco de la señora.

Pues bien, ahora lo que sigue es quitarle el drenaje también, porque dentro del recibo, el usuario de DAPAS no sólo paga por tener agua, sino por tener una línea de salida de drenaje, así como el mantenimiento de la misma, o sea que se va a quedar sin nada de nada el secretario general del PRI.

La medida es aplaudida por muchas personas, que están en desacuerdo con la manera de actuar de Matilde Hernández (en lo que se refiere a no pagar), más que por sus protagonismos políticos y con el aval de la gente, aunque la DAPAS asegure que no hay política de por medio en el asunto, en realidad, es un golpe duro contra el abogado, contra sus agremiados del Sindicato y contra los meses que tiene el movimiento huelguista que data del 31 de octubre pasado y que no ha avanzado ni un ápice para solucionar el conflicto.

El arqueólogo, Guillermo Ahuja, quien fue el encargado de las ruinas de Tamtoc opinó en contra de todos los “new age” que andan queriendo sacar energía hasta de las mentadas de madre de una manifestación y pidió que hubiera mesura en no ir en bola a las ruinas, para no estropear las piedras milenarias de ese lugar, porque el equinoccio de primavera nada tiene que ver con sentirse mejor o con supersticiones sobre la mejora de la vida social de esta comunidad, sino que sólo es un cambio de estación, que miden astrónomos y meteorólogos.

Notas Relacionadas