Zona indígena se queda sin agua cada fin de semana

Verónica Galván

[Huasteca Hoy]

Todos los fines de semana la zona indígena se queda sin agua a causa de la falta de personal que atienda estas situaciones en la DAPAS, pero la gente se abastece con los pozos porque no pueden quedarse sin el líquido parta atender sus necesidades.

El director de Asuntos Indígenas del municipio, Fortunato Sánchez Flores, señaló que no hay personal de guardia en el sistema de bombeo y éste se para, son 50 kilómetros de Santa Anita a dónde está el sistema hasta el último ejido que es El Chuchupe y mientras agarra presión la red de distribución se tarda en llegar el agua.

Las comunidades afectadas son varias, porque las piletas que tienen son de muy poca capacidad de almacenamiento, hay de 10 mil y 15 mil litros y como ya hay mucha población en cada ejido, el agua no es suficiente para todos y batallan.

Principalmente tienen más problemas en El Chuchupe y otros dos ejidos, son alrededor de dos mil personas las afectadas, mientras que en La Pitaya y Ojo de Agua es donde menos dificultades tienen porque queda cerca el sistema de bombeo.

Las lluvias son las que los benefician porque se abastecen los pozos y ahí es de donde agarran agua, el problema es cuando no llueve y disminuyen los niveles.