Niños que hacen bullyng

Son impositivos, groseros y violentos

[Agencias]

Mucho hay escrito sobre bullying y sobre cómo podemos apoyar a nuestro hijo si está siendo víctima de algún tipo de abuso físico, verbal o psicológico por parte de sus compañeros en el colegio o en algún otro lugar donde pueda estar enfrentando este tipo de agresión.

Sin embargo, poco se habla acerca de quienes ejercen este tipo de abuso: De los niños o jóvenes abusadores que dan lugar a estas situaciones.

¿Qué hay detrás de los niños que hacen bullying? ¿Cuáles son las causas de que un niño acose a otros? Y lo más importante: ¿qué pueden hacer los padres para ayudarle?

Abusivo

Es difícil que como padres de estos niños podamos estar del todo ajenos a que nuestro hijo es agresivo o abusivo con alguien más.

Señales

Muchas veces las señales se hacen evidentes en su trato a la mascota de la casa, con sus hermanos pequeños, cuando invita a alguien a casa y se muestra impositivo y grosero, cuando se refieren a alguien continuamente de forma despectiva y burlona o cuando recibimos una llamada del colegio haciéndonos saber que hay una situación de bullying de la cual es el protagonista.

Factores

Es importante para todos conocer aquellos factores que determinan que un niño pueda llegar a tener estos comportamientos: ¿Cuáles son las causas de que un niño se vuelva agresor?

Violencia en la familia

Violencia al interior de la familia: Es muy común que los niños agresores vengan de una dinámica familiar violenta; si crecen en un ambiente donde se vive de cerca la violencia y el abuso verbal, físico o psicológico ya sea entre sus padres, de sus padres hacia él, o de algún hermano o tío es una realidad que aprenderá a seguir estos patrones y/o encontrará en el bullying una forma de desahogar sus propios sentimientos de inseguridad, angustia y enojo contenido.

Mal ejemplo

Darles mal ejemplo: Si los niños ven que sus padres se expresan despectivamente de otros, son poco sensibles a los demás, se divierten poniendo nombres y se ríen de las fallas ajenas, seguramente que ese modelo lo llevarán a sus propias relaciones.

Incluso hay padres que les parece divertido reírse y burlarse juntos de algunos de los compañeros de sus hijos y luego se preguntan por qué su hijo terminó en un problema de bullying.