Miercoles 24 de Julio de 2024

Análisis detallado de las barras de cereal y recomendaciones de Profeco

SUN

En la vida moderna, las barras de cereal se han convertido en un snack popular por su conveniencia y variedad de sabores. Ya sea como colación durante el día, o para antes o después de hacer ejercicio, estas barritas ofrecen una opción rápida y fácil para satisfacer el hambre. Sin embargo, es importante saber cuántas de estas barras es saludable consumir diariamente, según las recomendaciones de Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor de México).

Profeco ha realizado un análisis exhaustivo a través del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor sobre las barras de cereal disponibles en el mercado. Este estudio revela que, aunque las barras de cereal pueden contribuir al consumo de nutrientes, no deben ser vistas como un sustituto de una comida completa o de los productos básicos de una dieta saludable.

Las barras de cereal están formuladas con una variedad de ingredientes como trigo, maíz, avena, arroz, frutas secas, jarabe de maíz, miel, azúcar, soya, chocolate, amaranto, quinoa y chía, entre otros. Si bien algunas barras pueden estar libres de gluten, lo que es beneficioso para personas con intolerancia conocida como celiaquía, la mayoría contiene una cantidad considerable de azúcares y grasas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado reducir el consumo de estos nutrientes debido a sus posibles efectos negativos en la salud.

En relación con el contenido de azúcaresProfeco determinó que algunas barras contienen hasta un 41% de sacarosa, glucosa, fructosa y lactosa. Estos azúcares provienen de la adición de ingredientes como miel, jarabes de alta fructosa o de agave, y otros edulcorantes. Aunque algunos productos se comercializan como “sin azúcar añadida”, sustituyen el azúcar con jarabe de agave o polialcoholes como el maltitol o el sorbitol, que también aportan calorías.

El análisis de Profeco destaca la importancia de leer las etiquetas de estos productos para conocer su contenido energético. Cada porción de barra de cereal puede tener una aportación calórica significativa. Por ejemplo, algunas barras, aunque no contengan azúcar añadida, sustituyen este ingrediente con miel de abeja, que proporciona las mismas calorías que el azúcar (4 kcal por gramo).

Además del contenido calórico, las barras de cereal también contienen proteínas, grasas y fibras, dependiendo de su formulación. Las grasas, principalmente provenientes de semillas y frutos secos, suelen ser grasas buenas (mono y poliinsaturadas) que contienen ácidos omega-3, beneficiosos para la salud. Sin embargo, es crucial moderar su consumo debido a su alto contenido calórico (9 kcal por gramo de grasa).

La Profeco recomienda no consumir más de una barra de cereal por día. Esta recomendación se basa en la necesidad de evitar un exceso de calorías y azúcares, lo que podría llevar a desequilibrios nutricionales y problemas de salud como la obesidad y enfermedades cardiovasculares.

El estudio de Profeco también verificó que las muestras estuvieran debidamente etiquetadas e incluyeran la información requerida por la norma NOM-051-SCFI/SSA1-2010. Esta norma específica las generalidades del etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas, asegurando que las leyendas ostentadas en las etiquetas sean veraces y no confundan al consumidor.