Domingo 21 de Julio de 2024

Querétaro y Monterrey igualan en un partido sin emociones

Sun

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 11 (EL UNIVERSAL).- Este sábado, el Estadio Corregidora atestiguó un “aburrido” empate entre Querétaro y Monterrey.

Sonó el silbato, y la emoción se apoderó del recinto. Pasados los primeros diez segundos del duelo, parecía que los Gallos Blancos abrirían el marcador y anotarían uno de los goles más rápidos en la historia del balompié mexicano. Sin embargo, la adrenalina les duró muy poco.

Sin mayores emociones, el primer tiempo terminó entre chiflidos. Y es que, pasados los veinte minutos del juego, la desesperación se hizo presente entre los aficionados de ambos equipos. Más que la victoria, parecía que las lesiones acompañaban a Rayados, pues “Poncho” González abandonó la cancha tras una fuerte jugada.

¿Dónde estaba Monterrey? ¿Dónde estaba el equipo que ocupaba el subliderato de la tabla de posiciones? La mirada fastidiada del técnico Fernando “Tano” Ortiz resumía el sentir del cuadro regiomontano. Y es que, días atrás, “Tano” anunció que les daría descanso a varios de sus futbolistas para no sobrecargarlos de trabajo rumbo a la Liguilla.

En su lugar, jugaron varios juveniles en la cancha del Estadio Corregidora.

Víctimas de tarjetazos amarillos, las ausencias de Esteban Andrada y Maximiliano Meza -sumado a las lesiones de Rodrigo Aguirre, Sebastián Vegas, Sergio Canales y Erick Aguirre- se convirtieron en un peso para los Rayados. Sin embargo, no desistieron rumbo a la segunda parte del enfrentamiento.

Nuevamente sonó el silbato y sin modificaciones en sus respectivas once, el segundo mejor visitante y el peor local del Apertura 2023 se lanzaron por el dominio del balón.

Cuando parecía que la única emoción del partido serían las tarjetas amarillas, de las que Monterrey fue mayoritariamente víctima, “Tano” Ortiz decidió hacerle cambios a su once: Rogelio Funes Mori y Luis Romo entraron a la cancha.

Diez minutos. Faltaban diez minutos para que terminara el enfrentamiento -correspondiente a la última fecha de la fase regular- y el estrés se apoderó tanto de los Gallos Blancos, como de los Rayados. A esto, se le unieron las gotas de lluvia que azotaron al estado de Querétaro.

Los intentos de Funes Mori y Romo, por abrir el marcador, se convirtieron en fallos enteros. ¿La razón? Querétaro despertó y priorizó su defensiva. Para “amarrar”, los Gallos dieron entrada a Camilo Sanvezzo y Alberto García.

Pese al empate, los Rayados de Monterrey tienen seguro su segundo lugar en la tabla de posiciones del Apertura 2023. Sin embargo, el panorama es totalmente distinto para Querétaro.