Viernes 14 de Junio de 2024

“Oposición quisiera que hubiera muchos muertos”, reclama AMLO

Sun

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó este sábado a la oposición de que querer utilizar la desgracia del huracán “Otis” con propósitos electorales y afirmó que quisieran que “hubiesen muchísimos muertos” para culpar a su gobierno y sacar raja política.

En un video difundido en sus redes sociales para informar las acciones para apoyar a la población afectada por el huracán, el Mandatario federal aseguró que a sus opositores no les importa el dolor de la gente sino lo que quieren es dañar a su gobierno para culparlo y “sacar ellos provecho”.

“Hay mucha desinformación, mucha politiquería. Quieren utilizar esta desgracia con propósitos electorales nuestros opositores, que son muy viles los conservadores, zopilotean, no les importa el dolor de la gente, lo que quieren es dañarnos y lo que quisieran es que hubiese muchísimos muertos para culparnos y a sacar ellos provecho, sacar raja, regresar al gobierno que es lo que ellos buscan, ya es una campaña, regresar al gobierno para seguir robando, para seguir saqueando a México.

“Miren lo que puso Fox ayer, es lamentable que un expresidente de México se exprese de esa forma. Cómo engañó a tanta gente este señor y al rato voy a pasarles lo que escribió el señor Fox, expresidente de nuestro gran país, es de pena ajena. Bueno aquí lo tengo miren lo que dice: ´No me queda más que decirles: chinguen a su madre a todos los que nos gobiernan, militares o no. Resuelvan Acapulco y la inmensa desgracia en que está nuestro país. Fox´.

El presidente López Obrador señaló que no es solo es Vicente Fox, sino también el expresidente Felipe Calderón está criticando a su gobierno.

“Así están los dueños, los dueños de los principales medios de información que han enviado a sus reporteros estrellas para hacer reportajes, hablando de que no hay atención para la gente, de que está todo fuera de control, que no se está haciendo nada, que incluso se está deteniendo los que quieren ayudar con despensas, puras mentiras. Además, hablando de muchísimos muertos.

“Ahí está el hijo de Krauze, este seudointelectual, vividor que cobraba millones de pesos en el gobierno de Peña y en el gobierno de Calderón y ahora su hijo está en el mismo camino porque tienen una enfermedad y ojalá y se les quite con el tiempo, les gusta mucho estar enfermos, les fascina, los vuelve locos el dinero, y ese es su dios, el dinero y así otros de las televisoras, de la radio”.

“Quiero informarle por eso a la gente, para que no haya confusión, que no les manipulen, tenemos que informar lo que realmente está sucediendo, el sufrimiento de la gente que fue afectada por este huracán, que hay impacto muy fuerte, muy fuerte en Acapulco, pero estamos actuando como nunca se había hecho, estamos en muy poco tiempo enfrentando los problemas que ha dejado este huracán, ya vamos a informar a ustedes ahora y lo voy a seguir haciendo periódicamente, periódicamente voy a estar informando”, dijo.

López Obrador aseguró que no está personalmente en Acapulco, Guerrero, atendiendo la emergencia que dejó el huracán “Otis” porque, afirmó, ayuda más que esté coordinando desde Palacio Nacional toda la ayuda para los damnificados.

En un video difundido en redes social en donde informó las acciones que se ha hecho todo su gabinete legal y ampliado para ayudar a la población afectada, el jefe del Ejecutivo federal señaló que si es necesario acudirá al puerto, pero manifestó que no quiere hacer de esta situación un “espectáculo”

“¿Por qué no estoy yo, dicen los adversarios, politiqueros? No estoy porque creo que ayuda más coordinando desde aquí todas las acciones, todo lo que se requiera y si es necesario voy a ir, pero no quiero hacer de esto un espectáculo, no quiero hacer lo mismo que se hacía antes. Lo más importante son los hechos. Hechos, no palabras”, afirmó.

El Mandatario federal también pidió a las Fuerzas Armadas que dejen que llegue la ayuda de los voluntarios para terminar con los comentarios de quienes calificó como “los buitres”.

Detalló que el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional tienen el control de la distribución de la ayuda para evitar la desorganización sobre todo por la capacidad logística y operativa con que cuentan, pero se dará paso a los voluntarios.