Lunes 06 de Diciembre de 2021

Bitácora

Se habla de que hay un casi imperceptible distanciamiento entre el alcalde Adrián Esper Cárdenas y el director de la DAPAS, Marco Antonio Guillén por la decisión del primero de apoyar en última instancia la causa de los huelguistas, contrario a todo el movimiento político que Guillén y su asesor, Edgar Enrique Sánchez González que […]

Se habla de que hay un casi imperceptible distanciamiento entre el alcalde Adrián Esper Cárdenas y el director de la DAPAS, Marco Antonio Guillén por la decisión del primero de apoyar en última instancia la causa de los huelguistas, contrario a todo el movimiento político que Guillén y su asesor, Edgar Enrique Sánchez González que estaban haciendo desde hace meses y con el que pretendían no sólo buscar el argumento legal para deshacerse de Alejandro Ballesteros, sino para dejar en calidad de irresponsables a los 104 trabajadores que siguen en la huelga desde el 31 de octubre.

El distanciamiento agravaría la situación del grupo compacto del presidente municipal, porque Guillén y Alberto Machuca son de los dos funcionarios más cercanos a él, pero esto también tiene que ver con que ahora que se ha tenido que requerir de servicios, aparentemente subrogados, en los que no se reportaría completa la ganancia a la DAPAS, además de que hay anomalías en los recibos que han estado emitiendo y que tienen aumentos arbitrarios del servicio, porque se está haciendo una valoración a partir de promedios anteriores a lo de la huelga, cosa que a muchos ciudadanos no les pareció.

La propuesta de Alejandro Ballesteros, que suprime los puntos del pliego petitorio del Contrato Colectivo en buena parte y se arregla con pagos diferidos de lo que se acumuló quizá haya molestado a Marco Guillén, pero le hace ganar a Adrián Esper el capital político para el control de la DAPAS, ya que los sindicalizados son para toda la vida, de acuerdo a como dicen ellos mismos, mientras que los directores son temporales.

Mañana, que el alcalde dé a conocer los pormenores del acuerdo al que llegaron para disolver la huelga, que es un hecho que se oficializará a partir de pasado mañana, se entenderá que el presidente municipal ya no está buscando solamente cumplir con un trienio, sino que desea poner las cosas en paz para poder contar con la gente cercana al poder para el 2021, sea cual sea el cargo que vaya a buscar ya no como independiente, sino como parte del catálogo de políticos de MORENA.

El Frente Ciudadano Anticorrupción y Ciudadanos observando siguen porfiando porque se les hagan juicios igual de severos a los diputados de la ecuación corrupta que como a cualquier ciudadano que roba, defrauda o falsifica, pues va al bote, solamente que otra vez se volvió a notar la mano de Cándido Ochoa, azuzando a los diputados de la Junta de Coordinación Política para que no se procediera en nada ni contra nadie.

La idea o el concepto de justicia es un asunto que solamente le toca a los ciudadanos de a pie, pero nunca a un legislador, porque las redes de corrupción están tan entretejidas que, por más que hayan robado o por más descarado que se hayan comportado, saben que no les pasará nada porque no falta el compadre, el amigo o el “comprometido” en algo turbio que no es que quiera echar la mano, sino que la tiene que echar. En Italia, a esto se le llama “Famiglia”, “Cosa Nostra”, “Camorra”, aquí en México se le llama Poder Legislativo del Estado.