Domingo 20 de Junio de 2021

La Buenos Aires tiene un “nahual” protector

Dunia Olvera señala que no tiene temor de andar por las calles en la noche

Miguel Barragán

[Huasteca Hoy]

Una mujer de la colonia Buenos Aires afirma que ella no tiene miedo de caminar por las oscuras calles de la colonia, porque ella se convierte en un perro que vigila y cuida las calles de esa ciudad.

Dunia Olvera Ángeles relató que hace unas noches, regresaba de una junta que habían sostenido los colonos de la Buenos Aires, alrededor de las dos de la mañana.

La reunión se había alargado porque la plática se había puesto interesante y ella caminaba sola por una de las calles completamente oscuras de ese lugar donde no hay electricidad y en donde no hay alumbrado público.

Ella sintió que alguien la seguía, no muy de cerca, un hombre venía detrás de ella. Ese hombre era conocido en el conflictivo lugar como un tipo vicioso, con inclinación a las drogas y el alcohol.

En este punto de la narración, Dunia se interrumpe y explica la historia desde la perspectiva del vicioso. Al pobre hombre que se le ocurrió seguirla —quién sabe con qué intenciones— se le quitaron las ganas de beber, fumar mota o hacer lo que hacía para drogarse.

El milagro de redención, explica la mujer, ocurrió cuando el pobre facineroso alcanzó a ver, entre la penumbra, cómo Dunia se transformaba en un gran perro grande y negro.

Ella se desmarca de la historia advirtiendo que el que la seguía, anduvo diciendo que ella, Dunia, se metamorfoseaba en ese animal y que la impresión que se llevó el borracho fue tal, que ahora es abstemio.

La mujer había acompañado a los vecinos de la Buenos Aires a una protesta en la que no sólo respaldaban a Irma Cardoza como su lideresa, sino que además exigían la expropiación de los terrenos del ejido Plan de Ayala para poder gestionar servicios en ese sector.

Al final, Dunia refirió que cuida esa parte de Ciudad Valles, que no le da miedo la oscuridad y que ella no ha dormido en años, ni un ratito.

Notas Relacionadas