Domingo 26 de Enero de 2020

Bitácora

EN el PAN de Valles hay mucho enojo de nueva cuenta porque su líder local, Javier Cruz Salazar aparentemente ha trabajado mucho, pero en pláticas con priistas y con gente externa al panismo y esto se sabe porque ahora que se sabe que hay operación política del hermano de Jorge Terán, Mauro, se ha visto a Cruz Salazar platicando con gente cercana a él, así como con Juan José Ortiz Azuara…

PROBABLEMENTE el hecho de que un Independiente y no un panista o priista estén en la Presidencia haya hecho que por fin se marque una alianza temporal para regresar al poder entre los dos ex presidentes priistas, pero lo que sí no va a aguantar la militancia panista (ésta sí es militancia, no como en otras partes de la entidad, donde ya no saben ni de qué color es) es que se esté pensando en una alianza entre panistas y priistas para el 2021, porque la conformación social e ideológica del PAN en Valles es ser completamente contrario al priismo, sea quien sea su representante o su líder…

ESTO se debe a que, principalmente, el panismo de la militancia que suma 749 personas es mayormente grande de edad, por no decir de la tercera edad y es imposible que estos cuadros acepten alianzas que ellos hubieran repudiado con ánimo vomitivo hace 20 ó 25 años, nada más que el pragmatismo de los nuevos panistas está lejos de la comprensión de estos viejos blanquiazules, heridos en su orgullo y sensibilidad…

LA certeza de que otra vez andarán buscando ser candidatos Juan José Ortiz, Jorge Terán y Delia Guerrero ha hecho que en mismo PRI truene la paciencia de algunos priistas de edad madura que creen que ya les toca y que entrarán al aro de las competencias internas con muchas ganas, aunque con pronósticos reservados, porque el PRI es como la jerarquía militar o católica y ahí manda la cúpula, no las intenciones de renovación de los optimistas y los bien portados…

ENTRE los que se sienten combativos está el que fuera secretario del Ayuntamiento de Jorge Terán, Luis Fernando González Castañeda y algunos otros que quizá comulguen con la idea de que al PRI le hace falta una inyección de vitalidad y menos veteranos de administraciones entre sus aspirantes…

LO único que se entiende es que la policía “estricta” nada más sirve para farolear, porque los robos a casa habitación y a los transeúntes en las terminales urbanas continúan y no se ha disminuido el fenómeno por ninguna razón, porque una cosa es encender las sirenas en la plaza principal anunciando un operativo y otra es tener una verdadera estrategia de vigilancia para toda la ciudad, no nada más para el centro y los lugares de comercio, que es lo que prometieron cuidar durante este mes de diciembre…

NEGAR la realidad es parte de los atributos que parecen pedirles a los encargados de la seguridad de la entidad, porque ni la Policía Estatal ni Municipal acepta que los delincuentes los tienen rebasados desde hace mucho y eso es preocupante porque entonces el principio constitucional de resguardar a la población no se está cumpliendo.