Domingo 26 de Enero de 2020

Karen estuvo en un bar, no fue secuestrada

La “desaparición” de la joven movilizó a autoridades

El Universal

 

Ciudad de México.- Durante más de 14 horas, la supuesta desaparición de Laura Karen Espíndola generó una intensa movilización de los cuerpos de seguridad de la Ciudad de México, incendió las redes sociales al impactar los mensajes en Twitter a más de 26 millones de cuentas y tuvo una gran difusión en los medios de comunicación, cuando ella estuvo por espacio de 10 horas en un antro ubicado a 800 metros de su domicilio.

De acuerdo con un video captado en el bar “Kali”, en poder de las autoridades capitalinas, la joven ingresó alrededor de las 16:30 horas del martes 3 de diciembre y estuvo ahí hasta las 02:30 horas de este miércoles, acompañada de un hombre, de quien se desconoce su identidad.

Estos videos forman parte de la investigación que se inició luego de que Daniel Espíndola, hermano de la joven, pidiera ayuda a través de redes sociales para localizarla.

En las imágenes del video se observa a Laura Karen de pie conversando con su compañero, un sujeto vestido con playera azul y pantalón de mezclilla, quien en un par de ocasiones la abraza. De acuerdo con el reloj de la cámara son las 22:05 horas del martes pasado.

Un par de horas antes, Daniel subió a su cuenta de Twitter un mensaje alertando de la desaparición de su hermana, incluso publicó una foto de ella y parte de la conversación que tuvo Karen con su mamá alrededor de las 21:00 horas, en la que le decía que había tomado un taxi y que el chofer se había comportado de manera grosera.

Según su familia, la joven salió a una cita de trabajo en la zona de Reforma el martes y después de mandar el mensaje a su familiar dejó de contestar su teléfono celular.

A las 11:30 horas del martes y a las 00:51 horas del miércoles Daniel Espíndola, hermano de la joven, publicó dos mensajes en Facebook y Twitter para que ayudaran a la ubicación de Laura Karen; quien finalmente apareció ayer.

“Llegó a casa de mi hermano, no en las mejores condiciones, le han de haber hecho algo, pero gracias a Dios ya llegó”, confirmó una tía de la joven.