Domingo 26 de Enero de 2020

Dirigencias de dos sindicatos de ferrocarriles se enfrentan en la Alameda

Los representantes de las dos organizaciones fueron llevados a Palacio de Gobierno para negociar

Martín Rodríguez

[Huasteca Hoy]

 

La presencia de un dirigente de un sindicato alterno de ferrocarrileros generó una movilización de rechazo de los ferrocarrileros potosinos adheridos a la Sección 24 del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana (STFRM).

El dirigente de la organización registrada con 80 personas a nivel nacional con una toma de nota reciente, Benito Bueno Rentería, secretario nacional del Sindicato Independiente de Trabajadores y Asociados Ferrocarrileros Mexicanos, se presentó en las instalaciones de la estación del ferrocarril en la Alameda Juan Sarabia para tratar de socializar su organización gremial.

Sin embargo, el secretario general del sindicato tradicional, Joel Labrada Llanito se enfrentó con los trabajadores del sindicato nuevo que vino a San Luis Potosí a promover su organización.

Los seguidores del sindicato emergente explicaron que son trabajadores de Ferrocarriles Nacionales de México -Ferronales- y están reforzando un sindicato independiente, tal y como lo autoriza la Ley Federal del Trabajo, apelando a la libertad de la reforma laboral.

Sin embargo, la presencia de Benito Bueno Rentería provocó el enojo del dirigente de la sección 24 del Sindicato de trabajadores ferrocarrileros de la República Mexicana Joel Labrada Llanito y se generó un enfrentamiento.

Posterior al encontronazo ocurrido frente a la Biblioteca Municipal de la capital, el dirigente sindical fue trasladado al Palacio de Gobierno, donde trataron de calmar los ánimos entre el sindicato con presencia en el estado de San Luis Potosí y el nuevo sindicato registrado recientemente por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social federal.

Tanto Joel labrada Llanito como Carlos Calderón Otero, este último dirigente de la sección jubilados de la Sección 24 del sindicato ya existente, consideraron que el nuevo sindicato no tiene legitimidad, puesto que la toma de nota ocurrió con sólo 80 personas de todo el país.

Notas Relacionadas