Viernes 20 de Septiembre de 2019

Bitácora

MIENTRAS el pueblo literalmente arde, como le pasó al Súper Gesa, que está en plena calle Hidalgo de Tanquián, el alcalde Alain Azuara Robles andaba recibiendo a uno de los gallardistas más rastreros de todo San Luis Potosí, el alcalde de Soledad de Graciano Sánchez, Gilberto Hernández Villafuerte, que se convirtió en el “Juan Bautista” de la ignominia, ya que anda convirtiendo a perredistas de principios baratos en verdes…

ALAIN Azuara es alcalde debido a que representó al partido que no había tenido oportunidad de entrarle al Gobierno en Tanquián y así como Groucho Marx alguna vez bromeó sobre sus principios, Azuara Robles de despojó de la bandera que lo llevó al poder para hacerse Verde Ecologista porque en el planeta de su conciencia debe haber alguna explicación bizarra de que ser del Verde ha de ser bueno…

PERO bueno, no nos hagamos tontos. En realidad lo qué pasa es que el Verde no son otra cosa que la familia Gallardo, otrora perredista que, fiel a su deslealtad, abandonó al perredismo cuando éste se hundió en su propio lodo y pues todos los prosélitos del gallardismo (que sueña con la gubernatura) andan cambiando de piel debido a la naturaleza ofídica…

PERO la conversión de alguien como Alain Azuara es lo de menos, lo de más, es que mientras el alcalde se ocupa de esas fruslerías, su pueblo pasa por la peor crisis de inseguridad desde el año 2010, cuando toda la zona del valle oriental de la entidad estaba pringada de sangre y obnubilada por las nubes de pólvora dejada atrás por la delincuencia y a él le importa andar quedando bien con los Gallardo, en lugar de ponerse a trabajar…

BALAZOS, muerte, más balazos, incendios provocados por maleantes. Ayer, unos desconocidos dispararon contra el Súper Gesa y después arrojaron artefactos que hicieron extender las llamas (se habla de bombas Molotov) que consumieron el lugar y que provocaron la evacuación de muchos vecinos de la calle Hidalgo que podían asfixiarse o, peor, quemarse con el fuego provocado…

YA no fue solamente la acción violenta contra un negocio, sino la puesta en riesgo de decenas de personas que simplemente tuvieron que desvelarse para evitar morir quemados y para no morir asfixiados por el humo. ¿La autoridad? Bien, gracias, admirando su nueva playera sport con un tucán en el lado izquierdo, justo donde está el corazón…

EL miedo se cernió sobre los tanquianenses al grado de que los padres de familia de las escuelas CBTA, la Técnica 4 y la primaria “Rafael Nieto Compeán”, así como los jardines de niños no llevaron a sus hijos por decisión propia y porque los supervisores de esa zona escolar prefirieron que no salieran los menores de edad a la calle, en dirección a sus planteles…

De ese tamaño está la crisis en el municipio que colinda con otras entidades y que siempre es el sitio preferido de maleantes, por las salidas rápidas que hay en el pueblo, además de que es un sitio donde los delincuentes se han cebado contra la gente acaudalada.

Notas Relacionadas