Martes 02 de Junio de 2020

Los tanques de cloro deben estar en la DAPAS con anticipación

Explica director del organismo que la fecha en que deben ser cambiados no es fija, sólo se calcula

Verónica Galván

[Huasteca Hoy]

 

Ciudad Valles.- La intención de introducir los tanques de gas-cloro a la Dirección de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento (DAPAS) no era para crear psicosis entre la población, sino para poderlos tener seguros al interior del organismo y dosificar su contenido paulatinamente.

Marco Antonio Guillén Rivera, titular del Organismo, señaló que estos tanques se introdujeron a la planta potabilizadora el viernes por la noche y hasta ayer martes por la noche cambiaron el primer tanque, “para empezar pedimos el gas-cloro días antes y para cuestiones de economía viene camión y el propio camión lo mete, en este caso lo tuvieron que bajar y volverlo a subir lo que costo una maniobra extra”.

Explicó que la urgencia es por un estimado que se tiene en la cantidad de cloro que pueda tener el tanque que está instalado, no tenemos una medición por medio de litros, que cada tanque tenga su medidor, dependiendo de la época y la temperatura se pone una dosificación en el agua.

Los cilindros de cloro pueden traer entre 850 y 950 kilos, hay una variación siempre en los gases y se tiene que ocupar como si tuvieran la menor cantidad de cloro en el tanque, no se puede estar pensado que todos traen 950 y calcular sobre eso porque se podrían quedar sin estar suministrando el cloro si no está en la planta.

El personal se da cuenta que ya se acabó el tanque y realizan el cambio, esto se hace en 10 o 15 minutos, el tanque que estaba la noche en que se introdujeron los demás tanques todavía tenía gas-cloro y es por eso que aguantó hasta la noche de ayer.

“No pedimos el cloro para el día que se ocupa porque tenemos la precaución de pedirlo antes de que se termine”.

Los responsables del área técnica solicitaron el cloro porque tienen su cálculo de cuándo se va acabar el cilindro, por si tienen que responder con el suministro antes de que se acabe, “a mí me dijeron que este tanque podía haber durado hasta el transcurso de la noche del viernes o las primeras horas del sábado, teníamos que prevenir, no podíamos dejar que se acabara y apenas empezar a hacer la maniobra para comenzar al final eso no cambiaba la respuesta y la negativa del ingreso del mismo”.

Los tanques como son gases y se expanden por el calor, tienen una variabilidad en el contenido, que incluso lo indica la factura del proveedor.

“Al final no se dio una alerta, no hubo necesidad porque hicimos lo posible para que entrara el material químico a la planta y siempre se dijo que si había un problema con el agua se iba a comunicar por las paginas oficiales del Ayuntamiento y de la DAPAS; nunca alarmamos a la población solo comunicamos para poder informar que si no nos dejaban entrar si hubiera habido algún riesgo, también estuvimos con la Coepris para resolver el tema y tomar otras alternativas como la cloración en los tanques de almacenamiento, pero tampoco hubo necesidad.

Notas Relacionadas