Miercoles 20 de Febrero de 2019

Bitácora

Extraña, por no decir rarísima decisión tomaron en el Ayuntamiento de dejar en manos de Patricia Lobatón la organización de la Feria Nacional de la Huasteca Potosina (FENAHUAP), a tan pocos días de que dé inicio el evento. De hecho, como se dice en las redes sociales, lo extraño es que haya aceptado esa carga de responsabilidad, sabiendo lo caótico y complejo que es ordenarlo todo para poder hacer funcionar la fiesta de todos en Valles.

Por lo regular, fuera transa o fuera honesto, en el patronato de la Feria suele ponerse a una persona con conocimiento de administración y de presupuestos, balances, es decir, a una persona con un perfil de contador o administrador, porque no es poco lo que se maneja en esa fiesta, tomando en cuenta que el promedio de gasto de esa fiesta popular ha rondado los 20 millones de pesos en las últimas ediciones, contando toda la renta de equipos y mobiliario, costos de artistas y los trabajos de mantenimiento que se le dan antes y durante a los terrenos de la feria.

Pero bueno, fue la apuesta de la actual administración a 52 días de que inicie el evento, es decir, menos de dos meses para quedar bien, mal o pésimo con el encargo, quien se ha distinguido por organizar eventos de tipo literario y ponemos “de tipo”, porque no es literatura estar parafraseando o leyendo libros a personas haciendo voces como si se tratase de un intérprete profesional, pero bueno, a ver qué pasa.

Otra cosa extraña: mientras en el Centro de Convenciones de San Luis Potosí se daba a conocer a los alcaldes de todo el estado la cantidad de dinero que les será asignado de la federación y del estado para el ejercicio fiscal 2019, el presidente municipal, Adrián Esper Cárdenas estaba en Valles, acompañado por lo que se pudo saber, eran unos inversores que andaban en la ciudad, cosa que está muy bien, pero…

La reunión que se efectuó junto con el Gobernador del estado era para dar a conocer el dinero disponible para cada municipalidad y para poder hacer los acercamientos y negocios pertinentes para un ejercicio fiscal, pero el munícipe andaba aquí en Valles, cuando todos sus homólogos estaban en esa junta anual.

Es cierto que no tiene una buena relación con el Gobernador del estado, pero las inquinas o los pleitos pasan a segundo lugar, ya que de lo que se trata es de conocer cuánto dinero exactamente habrá para obras y cuánta lana para el fortalecimiento del municipio, con atención, primero que nada en áreas de vulnerabilidad social y en pobreza extrema, cosa que no pareció parecerle importante al alcalde independiente.

Lo que es la globalización y el hecho de que el mundo sea una pequeña aldea. Aparentemente, la empresa Chrysler, de origen norteamericano, está en plena recomposición y reacomodo, después de pasar una larga crisis de recuperación y eso podría afectar a los fabricantes de arneses eléctricos para automóviles que se hacen en Arnecom, una fábrica asentada en un parque deportivo propiedad de Valles y que tiene en Valles desde que inició el Siglo XXI.

Ese reacomodo ha provocado que más de 700 empleados pudieran perder el empleo, ya que no se tiene certidumbre sobre la producción que se debe destinar  para estos automóviles y, todo mundo sabe que ante la falta de demanda, viene la crisis y con ella, el desempleo y los derrumbes económicos. Ojalá se les siga ocupando, porque 700 desempleados más en Valles son muy pero muy malas noticias.

Notas Relacionadas