Sábado 21 de Septiembre de 2019

Un muerto y tres heridos al caer helicóptero de la Policía en Río de Janeiro

El accidente ocurrió en la mañana de este lunes, cuando la aeronave “Fénix 08” se vio obligada a realizar “un aterrizaje forzoso en el agua”

RÍO DE JANEIRO (EFE).- Un policía militarizado murió y otros tres resultaron hoy heridos al caer el helicóptero en el que viajaban sobre las aguas de la Bahía de Guanabara, situada en la zona norte de la ciudad de Río de Janeiro, informaron fuentes oficiales.

El accidente ocurrió en la mañana de este lunes, cuando la aeronave “Fénix 08” se vio obligada a realizar “un aterrizaje forzoso en el agua” mientras sobrevolaba la región, según señaló la corporación en un comunicado.

Los agentes patrullaban desde el aire la popularmente conocida como “Linha Vermelha” (Línea Roja), una vía expresa que une Río con la zona metropolitana de la capital fluminense.

Tras el impacto, los bomberos rescataron a los cuatro tripulantes del aparato, algunos de los cuales tuvieron que ser sometidos a una reanimación cardiopulmonar, según las imágenes divulgadas por la TV Globo.

Las cuatro víctimas fueron trasladadas al Hospital Central de la Policía Militarizada, pero una de ellas, el sargento Felipe Marques de Queiroz, de 37 años, murió poco después, según anunció la corporación en redes sociales.

Los otros tres policías “están fuera de peligro”, añadió.

De acuerdo con la institución, la aeronave, modelo H350 BA, estaba en condiciones para volar y con su manutención en regla.

Las autoridades brasileñas han abierto una investigación para esclarecer los motivos del accidente.

El estado de Río de Janeiro, cuya mayor parte de su población se concentra en la región metropolitana de su capital homónima, atraviesa una grave crisis económica, agravada por los múltiples escándalos de corrupción, y de seguridad.

La ola de violencia provocó que el entonces presidente de Brasil, Michel Temer, decretara en febrero del año pasado una intervención federal que dejó en manos de las Fuerzas Armadas el control del orden público.

La intervención finalizó el 31 de diciembre de 2018, un año en el que los tiroteos aumentaron en la región un 61 % frente a 2017, según estudio divulgado la semana pasada.

Notas Relacionadas