Jueves 13 de Diciembre de 2018

Echan de la DAPA a Ballesteros Corona

Junto con el líder sindical se van otras siete personas de su comité directivo

 

Verónica Galván

[Huasteca Hoy]

 

Le rescinden el contrato a Alejandro Ballesteros Corona, líder sindical de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado (DAPA).

El director del organismo, Marco Antonio Guillén Rivera, señaló que tomaron esta determinación y van para afuera con el dirigente, otras siete personas más.

Ayer, el director de la DAPA de Ciudad Valles, Marco Antonio Guillén dio a conocer a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje que hubo rescisión de contrato y concluyó la relación laboral con Alejandro Ballesteros Corona y con otros siete de los miembros del comité directivo del sindicato que mantiene paralizado el trabajo del organismo paramunicipal.

En un documento elaborado por el organismo operador, además de Alejandro Ballesteros aparecen los nombres de Noelia Rodríguez Pasarán, Ángeles Hurtado Luis Enrique, José Luis Rosas Reyes, Santiago Batres Martínez, Iván Hernández Acuña, Jorge Ruiz Reséndiz y Claudia Cristina Ruiz Loredo.

El director de la DAPA, dio a conocer que esta determinación se tomó luego de las conductas ilícitas y violentas que acontecieron el 29 y 30 de noviembre y primero de diciembre de 2018, contra instalaciones, personal y en detrimento del patrimonio patronal que él representa en el Organismo Descentralizado Municipal, además de las amenazas y robo de los recibos de pago del servicio del agua potable.

En el documento el asunto es un Aviso de Rescisión Laboral y sólo dice que se le da a conocer esta situación mediante el mismo, a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA).

Dijo que “el juez nunca dijo que la huelga es válida, sólo dice que se debe respetar el derecho a huelga de los trabajadores, de ahí sale un mandamiento a la JLCA para que del curso legal a lo que se propone, ellos son quienes deben hacer el procedimiento, pero el mismo juzgado dice que se deben evitar actos violentos y que se debe prestar el servicio normal a la ciudadanía, pues como servicio público no se debe ver interrumpido”.

Esta situación fue validada por el Consejo de la DAPA, tras una reunión que no fue oficial, fue informal, pero ahí se determinó.