Lunes 03 de Agosto de 2020

Censura dirigente el aguinaldo de Guillén

Señala que la prestación es sólo para el personal sindicalizado, no para el de confianza

Leticia Nieto

[Huasteca Hoy]

“Rápido se le olvidó a Marco Antonio Guillén Rivera, director de la DAPA sus señalamientos acerca de que el organismo está quebrado económicamente, pues ahora pretende cobrarse un jugoso aguinaldo, que además es ilegal pues está basado en un acuerdo que se firmó con el entonces Sindicato del Ayuntamiento, y en el contrato colectivo de nosotros los 75 días de aguinaldo sólo es aplicable para los trabajadores agremiados no a los de confianza”, aseguró Alejandro Ballesteros Corona, Secretario General del Sindicato de la DAPA.

“Nosotros como sindicalizados tenemos derecho a 75 días de aguinaldo por contrato colectivo, en tiempos de Jaime Yáñez Peredo, él firmó un Manual de Prestaciones con Enrique Gámez Compeán que era secretario general del Ayuntamiento, un hecho totalmente ilegal. Jaime Yáñez firma el manual donde le extiende las prestaciones del contrato colectivo a los de confianza, desde el momento que llegó Marco Antonio Guillén a la DAPA le señalé que este era un hecho ilegal, tan es así, que está en contra del mismo contrato colectivo, pues hay una cláusula que señala claramente de acuerdo al artículo 396 y 184 de la Ley Federal del Trabajo, señala que las prestaciones del contrato no se le deben de extender al personal de confianza”.

Reiteró que esta postura de que los trabajadores de confianza no reciban los 75 días de aguinaldo, se basa también en el salario muy superior que reciben los directivos y que van desde los 20 y hasta los 50 mil pesos como es el caso de Antonio Guillen. “Al director de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo que aplica el organismo y a todos los de confianza sólo tienen derecho a quince días de aguinaldo, pero además al tener sólo dos meses trabajando, este pago se debe hacer proporcional, no les corresponde el cien por ciento, y por lo mismo que él ha pregonado de que la DAPA está quebrada debería tener vergüenza y no recibir ni un peso”.

Notas Relacionadas