Miercoles 12 de Diciembre de 2018

Navajea a su hermano por la disputa de un terreno

Al parecer una mujer no deja a la otra familia usar el baño, del predio

Redacción

[Huasteca Hoy]

CIUDAD VALLES. Dos hermanos participaron en una riña en la colonia Real Campestre, uno terminó lesionado con un arma blanca; el problema deriva de una disputa de un terreno y porque una mujer supuestamente no deja a la otra familia que usen el baño, que se encuentra a la mitad del predio.

Cerca de las 12:30 horas del jueves, los paramédicos de la Cruz Roja y los elementos de la Policía Municipal recibieron una llamada de auxilio, en la que se informó que en la colonia Real Campestre había una pelea con varios lesionados.

De inmediato, los oficiales de policía y la ambulancia se dirigieron a la calle Leo esquina con Pedregal.

Los paramédicos atendieron a Alberto Martínez Gómez de 45 años de edad, debido a que presentaba una herida producida con un arma blanca, en la mano y que presuntamente fue provocada por su hermano Armando de 42 años de edad, de los mismos apellidos.

En el sitio también estaba Claudia Iveth Gómez, quien tiene 8 meses de gestación y estaba alterada por los hechos que habían ocurrido minutos antes, por lo que también fue atendida por los paramédicos de la Cruz Roja, ya que además de traer la presión alta, se quejaba de dolor en el abdomen.

Los hermanos mantienen una disputa por un predio, que está dividido, cada quien vive en su lado, pero el baño está en medio y presuntamente Claudia no permite a la familia de Armando que lo usen.

Según la embarazada, el 23 de julio fue agredida por Armando, quien supuestamente la había golpeado, situación por la que ya existe un conocimiento de hechos en la agencia del Ministerio Público.

Ayer acusaron a Armando de ponerse como “loco”, pues los afectados dijeron que traía un machete con el que destrozó los cristales de las ventanas y también de un carretón de tacos que estaba afuera de la vivienda, así como de agredir a su hermano.

El problema es añejo, y de esto ya tienen conocimiento las autoridades, incluso el 13 de agosto, ambas familias acudirán a una audiencia en la agencia del Ministerio Público para tratar de llegar a un arreglo, antes de que la situación empeore.