Miercoles 12 de Diciembre de 2018

López Obrador-Slim: un explosivo choque

A pesar de las marcadas diferencias ambos se respetan y saben que pueden trabajar juntos

(EFE)

México. – El tándem “sui géneris” que forman el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, y el multimillonario Carlos Slim representa un explosivo choque de personalidades e intereses por el carácter de ambos y sus diferencias ideológicas.

Uno es un político austero que tiene como bandera la lucha contra la corrupción y que pide a sus colaboradores que vivan y trabajen en la “sana medianía”, frase que acuñó Benito Juárez, presidente de México de 1858 a 1872, y considerado uno de sus referentes.

El otro es un magnate, el hombre más rico de México y el séptimo del mundo, según la lista de Forbes, que de manera meticulosa estudia a fondo sus inversiones y que vive con austeridad, alejado de la atención pública y mediática.

A pesar de las marcadas diferencias ambos se respetan y saben que pueden trabajar juntos. Lo han hecho anteriormente y aunque su relación, que se inició en 2001, ha estado marcada por ciertas coincidencias, tampoco han faltado los desencuentros y duelos verbales.

El más sonado ocurrió hace unos meses sus divergencias en torno a la necesidad o no de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

El nerviosismo de los inversionistas fue evidente, aunque posteriormente López Obrador matizó e indicó que revisaría los contratos para confirmar si había irregularidades y algunos casos de corrupción.

En una inusual intervención pública, Slim convocó en abril pasado una conferencia de prensa para respaldar el proyecto y enfrentarse alpolítico izquierdista.