A balazos matan a joven en el patio de su domicilio

Se sospechan que el crimen se debió a viejas rencillas, dentro del inmueble hallaron objetos usados para el narcomenudeo

Redacción

[Huasteca Hoy]

CIUDAD VALLES. Un joven fue ultimado a balazos en el patio de un domicilio particular que se ubica a unos metros del Conjunto Habitacional Militar. Sus familiares sospechan que el crimen se debió a viejas rencillas, sin embargo, las autoridades policiales encontraron dentro del inmueble objetos usados para el narcomenudeo.

Fue alrededor de la medianoche cuando los vecinos de la colonia Campo Colonial escucharon varias detonaciones de armas de fuego, pero nadie lo reportó a las corporaciones policiales, y a la 1 de la madrugada una mujer que dijo llamarse Luciana, pidió auxilio al Sistema de Emergencias 911, pues dijo que unas personas habían baleado a su hijo Moisés Ángel Longino Cruz de 19 años de edad.

La agresión tuvo lugar en una privada denominada Arboleda, que se ubica a unos veinte metros de la calle Monterrey o Antiguo Camino al Mante, y del Conjunto Habitacional Militar de la colonia Campo Colonial, a donde llegaron paramédicos de la Cruz Roja y policías de diferentes corporaciones.

El muchacho estaba tirado en el patio de una casa grande construida de material y techo de teja, frente a la puerta principal, tenía varias heridas producidas por proyectil de arma de fuego, y cuando los paramédicos lo revisaron se dieron cuenta que ya no tenía signos vitales, así que los policías procedieron a acordonar el área.

La mamá del infortunado les comentó a los policías que hace tiempo Moisés estuvo involucrado en una riña entre pandillas de la colonia 20 de Noviembre, donde murió su cuñado, y desde entonces recibía constantes amenazas de muerte.

También dijo que su muchacho ya no vivía con ella, rentaba la casa donde ocurrió el crimen, la cual había sido allanada en varias ocasiones por elementos de la Policía Municipal, aunque no mencionó los motivos, sólo que supuestamente le robaban a su hijo lo poco que tenía e incluso lo llegaron a agredir físicamente.

Añadió que momentos antes se encontraba en su casa, cuando un conocido le llamó por teléfono para informarle que algo malo le había pasado a su hijo, y como ella vive a unas cuadras, de inmediato fue a verlo, pero lo encontró tirado en medio de un charco de sangre.

Los elementos de la Policía Ministerial del Estado adscritos al grupo de Homicidios acudieron a realizar las primeras investigaciones, y establecieron que por lo menos dos personas estuvieron involucradas en la ejecución, pues se encontraron diez casquillos percutidos de calibre 9 milímetros y .40 milímetros.

Además inspeccionaron el domicilio y encontraron una báscula comúnmente utilizada para pesar droga en gramos, y algunas bolsas de nylon transparentes. Todos los indicios fueron recabados y serían analizados por el personal de Servicios Periciales, pues podrían ayudar a esclarecer el crimen.