Lunes 19 de Noviembre de 2018

Liberan a joven por presunta venta de droga

Seguirá su proceso penal y cumplirá con medidas cautelares

Redacción [Huasteca Hoy]

TAMASOPO.- El joven que fue detenido porque presuntamente vendía droga en la zona centro, ya salió de la cárcel, pero seguirá su proceso penal y tendrá que cumplir con medidas cautelares.

Fue el pasado 14 de junio cuando en un operativo coordinado entre elementos de la Policía Municipal y Policía Estatal, se detuvo a Ricardo M. de 20 años de edad, con domicilio en calle Durango de la colonia San Rafael, y Brandon Ulises T. de 20 años, vecino de la calle Zaragoza y Flores Varela de la colonia Anfer, ambos de Ciudad Valles.

La detención ocurrió en la calle Porfirio Díaz esquina con Juárez de la zona centro, siguiendo una denuncia anónima en la que les informaron sobre dos jóvenes a bordo de una moto negra, quienes supuestamente estaban vendiendo droga.

A los detenidos les encontraron una mariconera en color verde, la cual contenía 16 sobres con una hierba verde y seca con las características de la marihuana, además se les encontró dinero en efectivo, un aparato usado para sellar bolsas de plástico, teléfonos celulares, y encendedores.

Ambos fueron llevados ante el Ministerio Público, pero a las pocas horas Ricardo fue liberado, debido a que él solo traía el efectivo y no pudieron comprobar que fuera de procedencia ilícita, mientras que su compañero Brandon se quedó por dos días y luego lo llevaron ante el Juez de Control acusado de delitos contra la salud, pues era quien traía la mariconera con la droga.

Ayer la Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí (PGJSLP), informó que el imputado fue vinculado a proceso, pero su abogado defensor solicitó la suspensión condicional del proceso, alegando que su defendido no tenía antecedentes penales y estaba dispuesto a reparar el daño que hizo a la sociedad.

El juez aprobó la petición, pero como medidas cautelares el imputado tendrá que residir en un lugar fijo, dejar de frecuentar determinados lugares o personas, someterse a tratamiento médico o psicológico, de preferencia en instituciones públicas y, contar con un trabajo o empleo.

Dentro de seis meses el juez verificará si cumplió con lo anterior, y si lo hizo se dará por terminado el proceso penal, pero si no, podría ordenar su detención nuevamente.