Lunes 12 de Noviembre de 2018

Luka Modric, entre la magia de Rusia y el escándalo en Croacia

Involucrado en un caso de corrupción, que lo llevaría a la cárcel

[AP]

Moscú, Rusia.- Cabellera rubia al viento, camiseta #10 de Croacia en la espalda, balón casi siempre pegado al pie. Futbolísticamente, nadie puede discutir a este talentoso del Mundial Rusia 2018. Pero Luka Modric, quien debió huir de su pueblo natal a los seis años en medio de la guerra, tiene que convivir con una sombra que planea sobre él y también sobre el futbol croata: el caso Zdravko Mamic, un escándalo por corrupción y malversación de fondos en el marco de transferencias de jugadores, entre ellos el crack del Real Madrid.

En pleno Mundial Rusia 2018, Andrej Kramaric y Josip Pivaric fueron interrogados sobre el impacto del caso Mamic y sus implicaciones en su capitán Luka Modric. El responsable de la comunicación de la delegación, Tomislav Pacak, puso fin a ese mal momento pidiendo únicamente preguntas sobre el Mundial.

Kramaric luego afirmó que “el ambiente en el seno del equipo era bueno” y que “el resto no tiene absolutamente ninguna influencia”. Sin embargo, esa anécdota no puede ocultar el malestar que rodea al centrocampsita del Real Madrid de 33 años.

En términos de futbol, no se puede decir nada de este mediocampista inteligente y brillante, capaz de cambiarle la cara a un encuentro con un centro o un pase profundo. Autor de un tanto contra Nigeria y luego contra Argentina en la Fase de Grupos de Rusia 2018, también sobresalió ante Dinamarca -pese a errar un penal- y Rusia.