Una España en crisis se cruza con Cristiano Ronaldo

[AP]

SOCHI, Rusia.- Sumida en un inverosímil caos, España no puede encontrarse con un adversario más exigente para su debut en la Copa del Mundo: la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Para el partido señalado como el más atractivo de la primera ronda de Rusia 2018, España enfrenta el viernes a los campeones de Europa con un entrenador con apenas dos días en funciones. Fernando Hierro, un ex defensor de la selección que tenía el cargo de director deportivo del equipo, conducirá a la Roja tras la impactante decisión de la Federación Española de despedir a Julen Lopetegui el miércoles.

“No tenemos tiempo para lamentarnos”, afirmó Hierro. “El objetivo es pelear por el Mundial… hay que ser maduros y los chicos lo son”.

“Tenemos que afrontarlo desde la responsabilidad. El equipo va a salir igual y en eso vamos a insistir. Hay que cambiar el chip. Tenemos el primer partido de un Mundial que llevamos dos años esperando”, añadió.

Hasta el estallido de la crisis española, Portugal era el equipo aturdido por distracciones ajenas a su entorno cuando Cristiano sugirió tras la final de la Liga de Campeones que podría irse del Madrid. El cinco veces ganador del Balón de Oro ha dicho que anunciaría sus intenciones al sumarse a su selección nacional, enfocando los reflectores directamente hacia él, en lugar de Portugal, pero aún no ha dicho nada.

Pero la novela sobre Cristiano ni se acerca a lo que ha acontecido con España.

“Es una situación difícil, muy dolorosa”, declaró Luis Rubiales, el presidente de la federación española. “Nos habría gustado terminar lo más posible con Julen aquí, pero no hemos sido nosotros los que hemos determinado la forma de actuar. Se ha actuado de una manera que nos obliga a actuar. No hemos podido mirar para otro lado”.

Todo marchaba a pedir de boca para España. Lopetegui había guiado al equipo a una racha invicta en sus 20 partidos al mando y el equipo había recuperado su aureola de candidato tras sus prematuras eliminaciones en el Mundial de 2014 y la Eurocopa de 2016.