Comerciante denuncia haber sido víctima de funcionarios de la PGJ

Redacción

[Huasteca Hoy]

CIUDAD VALLES.- Un comerciante que fue detenido el mes de diciembre denunció ante el Ministerio Público haber sido víctima de extorsión por parte de funcionarios de la Procuraduría General de Justicia, sub sede Ciudad Valles, a quienes entregó 6 mil pesos a cambio de no ir a la cárcel.

Según la querella presentada, todo inició el pasado 20 de diciembre cuando el afectado de nombre Luis fue detenido por policías federales cerca de la caseta de peaje de la autopista Valles-Rayón, que se encuentra a la altura del ejido La Pitaya, supuestamente por transportar carbón sin el permiso requerido.

De ahí, el comerciante fue trasladado a las instalaciones de la mencionada instancia donde quedó recluido en celdas preventivas, mientras que su vehículo fue remitido al corralón.

El afectado señaló que ya estando tras las rejas nunca se le mantuvo al tanto de su situación jurídica, sólo le dijeron que había cometido un delito que ameritaba cárcel y lo tuvieron encerrado hasta el día 22 que lo dejaron en libertad, pero sin saber realmente en qué situación se encontraba.

Ya fuera de prisión su esposa le dijo que para poder dejarlo en libertad le habían pedido 6 mil pesos en efectivo pero que ese dinero no era una fianza, sino que era nada más para que saliera libre y para que pudieran “arreglar más fácil” su situación por lo tanto no le darían comprobante de pago.

Para hacer dicho pago, recibieron una llamada en la que les indicaron que debían entregar el dinero en el estacionamiento de Soriana sur, y que en caso de no acudir les podía ir muy mal, por lo que no les quedó más remedio que acceder.

En el lugar, le entregaron el dinero a una mujer que bajó de un taxi y que les dijo que no dijeran nada si es que no querían tener problemas y después se retiró, no sin antes indicarle que si querían recuperar su carro y el remolque en el que llevaba su mercancía les costaría 25 mil pesos más.

Sin embargo, fue el pasado 6 de enero cuando recibió una notificación de que debía presentarse en San Luis Capital, en el Centro de Justicia Penal para una audiencia de formulación de imputación, eso sin conocer realmente de qué es de lo que se le acusa y por qué se inició la carpeta de investigación.

Fue por ese motivo que decidió contratar los servicios de un abogado ya que no sabía a lo que se estaba enfrentando y fue en ese entonces cuando volvió a recibir una llamada en la que una voz de mujer le reclamó por haberlo contratado y le volvió a pedir dinero para entregarle su carro, pero como le dijo que no tenía le colgaron.

Por lo cual, ante el temor de sufrir represalias por esto, el agraviado denunció los hechos ante el Ministerio Público y pidió que se inicien las investigaciones correspondientes a fin de que se castigue a los responsables.