Baja maltrato contra las niñas indígenas

Mujeres se empoderan, para denunciar abusos

Verónica Galván

[Huasteca Hoy]

El maltrato hacia las niñas y adolescentes indígenas ha disminuido, así como los casos de violaciones que principalmente eran de sus propios familiares, esto porque las madres ya se están atreviendo a denunciar, cosa que no sucedía en otros años, porque a las madres les daba miedo acudir ante el Ministerio Público por el temor a lo que dijera la gente, señaló la subprocuradora de Etnias en la Huasteca sur, Bernarda Reyes Hernández.

En 2017 cerraron con cifras muy bajas comparadas con años anteriores, “si antes eran 15 denuncias ahora reciben siete, pero de que las mujeres se están empoderando para denunciar, esto sí es verdad”.

Dijo que si hay incidencia pero ya es de manera minoritaria, siendo la violencia familiar la que más incide y las violaciones que también han ido disminuyendo. La labor de los ayuntamientos y en manera preventiva que hacen las autoridades que imparten justicia, han sido de gran ayuda porque al ser orientadas, las mujeres saben a dónde acudir y cómo hacer sus denuncias.

Lamentablemente aún hay los casos donde el agresor es algún familiar, y se abstienen en denunciarlo por temor, “pero esto debe ser un tema de conciencia para reparar el daño emocional, sobre todo en los menores, yo le pido a las madres indígenas que no dejen que nadie agreda a sus hijos e hijas”.

Es por eso que cuando las madres dudan en poner la denuncia, se canalizan primero al área psicológica, ya que en estos casos se privilegia la protección a los menores.