En China derriban iglesia por conflicto

(AP)

BEIJING.- Las autoridades en una región norteña china derribaron una enorme iglesia cristiana perteneciente a una conocida comunidad evangélica, en un reflejo de las largas tensiones entre grupos religiosos y el gobernante Partido Comunista, oficialmente ateo.

Fuerzas paramilitares de la Policía Popular Armada utilizaron excavadoras y dinamita el martes para destruir la iglesia Lámpara Dorada en la ciudad de Linfen, en la provincia de Shanxi, según testigos y activistas en el extranjero.

Las autoridades colocaron explosivos en una capilla subterránea para echar abajo el edificio, según ChinaAir, un grupo activista cristiano con sede en Estados unidos. La congregación, que tiene más de 50.000 miembros, ha chocado durante años con el gobierno. Cientos de policías y personas contratadas destrozaron el edificio y confiscaron Biblias en otro incidente en 2009 que terminó con largas penas de prisión para líderes de la Iglesia evangélica.

Entonces se acusó a los líderes del grupo de ocupar ilegalmente terrenos agrícolas y alterar el tránsito al reunirse, según medios estatales.

Se cree que hay unos 60 millones de cristianos en China, muchos de los cuales rezan en congregaciones independientes como la Lámpara Dorada. La creciente popularidad de iglesias no aprobadas por el estado.