Bitácora

EN el centro hay carteristas y en las colonias salteadores que andan entre los techos, buscando qué objeto llevarse, sin ningún empacho y aunque ha habido recuperación de algunos vehículos robados horas antes, eso no significa que no esté desatada la delincuencia no organizada en la ciudad, en esta primera semana de diciembre…

LA opinión pública suele ser un poco dura contra las autoridades cuando se trata de la delincuencia, pero no sería así de quisquillosa si hubiera más respuesta tanto de las autoridades preventivas como la Policía Municipal, como la Estatal y más trabajo minucioso de las policías investigadoras, pero al parecer, aquí todo sigue igual, como dice la canción y el atrevimiento de muchos delincuentes noveles que andan sueltos por calles, callejones, autobuses, estaciones, colonias y comercios es prueba fehaciente de que se sienten con la confianza de actuar, a sabiendas de que nadie vigila…

SI ya existe un parque de grandes proporciones en Valles, ¿por qué se sigue propendiendo al desquiciamiento de los automovilistas? Un festival navideño es una especie de fiesta convocada por el Gobierno para que haya diversión, entretenimiento y “espíritu de paz y cordialidad”, pero existen los fines de semana para que la mayoría pueda acudir y también el espacio adecuado para hacer desfilar carros y entusiastas navideños en áreas donde no le interrumpirían el trayecto a nadie…

PERO el centro se convirtió en un caos desde las cinco pasaditas y hasta las siete y media de la noche, porque, para empezar, las cosas se tienen que hacer entre semana para que colaboren los trabajadores del Ayuntamiento sin los reparos del fin de semana…

LA planeación debe empezar desde ese tipo de detalles, pero al parecer, no todos los organizadores concuerdan con tener una ciudad en paz y en cordialidad, cuando se trata de vialidad, movilidad social y buenos deseos prenavideños…

HÍJOLE, de veras les gusta la autocomplacencia en el Congreso del Estado: resultado que una asociación civil de ésas que aparecen cuando hay que calificar, encumbrar o certificar lo que es infumable, le dio la mejor calificación al Congreso de San Luis Potosí como el que más iniciativas presenta y el que más aprueba, como si un hecho cuantitativo pudiera darle calidad al trabajo legislativo, en lugar de uno cualitativo…

VAMOS a explicar lo anterior, para los mismos diputados: según Congreso Calificado, el legislativo del Estado presenta el doble de iniciativas que las que presenta el Congreso de Querétaro, solamente que no se dice qué impacto tienen esas iniciativas en la sociedad y en la economía y en el desarrollo de los representados. Solamente se trata de sumar iniciativas como si fueran goles, solamente que los goles son espectaculares y las iniciativas no parecen haber cambiado el nivel social ni la vida de ningún potosino…

QUÉ fácil salida ésa la de hacer que las cosas se vean bonitas con estándares de rendimiento alto, como si la sarta de legisladores tuvieran alguna cosa buena qué aplaudirles y como si estuvieran obsequiándose un regalito de navidad, antes de irse de vacaciones con un aguinaldo que frisa el medio millón de pesos, en una entidad donde hay 1 millón 260 mil personas pobres y 1 millón 500 mil ni siquiera alcanzan a comprar la canasta básica completa…

ESTE año el legislativo se distinguió por estar en la vanguardia en escándalos de corrupción y por ser omiso ante la falta y el cinismo del compañero de curul. Querétaro tiene mejores estándares de vida que San Luis, aunque sus legisladores propongan menos, porque a la mejor lo que proponen, sí sirve para algo…