Martes 25 de Febrero de 2020

Sismo afectó templos históricos en CDMX

[ EFE ]

Ciudad de México.- Estatuas caídas, bóvedas colapsadas y templos cerrados; estas son algunas de las consecuencias que el poderoso terremoto del 19 de septiembre dejó en el centro de la Ciudad de México, que arrastra históricamente un problema de hundimiento por la composición del suelo.

El sismo de magnitud 7,1 y el otro ocurrido el 7 de septiembre pasado dejaron, en once estados del país, más de 18.000 inmuebles históricos y de valor cultural dañados, de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En el casco histórico de la capital, si bien no se han registrado daños especialmente preocupantes en comparación con otras regiones -como en las faldas del Popocatépetl, donde los primeros monasterios franciscanos han quedado severamente dañados-, sí ha golpeado edificios emblemáticos como la Catedral Metropolitana. El movimiento telúrico del día 19 hizo que de la catedral se cayera una de las tres estatuas que coronan.

Notas Relacionadas