Fueron dos los plagiados del Pujal Coy

Una de las víctimas logró escapar y ayudó a localizar a su patrón de los plagiarios.

Redacción

[Huasteca Hoy]

ÉBANO. Fueron dos los secuestrados en el ejido Pujal Coy, uno de ellos escapó y fue quien ayudó a las autoridades a localizar a su patrón y detener a los plagiarios.

Como se informó en la edición de ayer, los elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME) adscritos a la Huasteca Norte y a la Unidad Especializada contra el Secuestro (UECS), lograron la liberación de un hombre que había sido privado de la libertad en el ejido Pujal Coy, además de que se detuvo a cinco personas por su presunta participación en este delito, a quienes se les aseguró un vehículo, un rifle calibre .22 y cartuchos útiles.

Los detenidos son los hermanos Alfredo de 28 años y Dulce de 19 años de edad, quienes viven en el ejido Arenillas pertenecientes al centro poblacional Tampaón; José Guadalupe de 29 años, con domicilio en calle 11 del ejido Pujal Coy; Carlos de Jesús de 15 años, quien vive en la colonia Tamaulipas de la localidad Estación Manuel perteneciente a Tamaulipas, y Luis Fernando de 17 años de edad, con domicilio en el centro poblacional Tampaón. Todos quedaron a disposición de la autoridad competente bajo los probables cargos de privación ilegal de la libertad, portación de arma de fuego y lo que les resulte.

La PGJE abundó que la noche del pasado miércoles 9 de agosto, se reportó el posible secuestro de un hombre en dicho municipio, por lo que la autoridad investigadora acudió al domicilio exacto donde sucedieron los hechos.

La esposa de la víctima señaló que momentos antes, una mujer llegó hasta su inmueble y le pidió a su esposo que le pasara corriente a su vehículo, por lo que en compañía de uno de sus trabajadores acudieron a ofrecer el servicio.

Al ver que no regresaban, la señora fue a ver qué pasaba, siendo de esta manera que a dos kilómetros del lugar, encontró la camioneta de su esposo abandonada sobre el camino y con las luces internas encendidas; minutos más tarde se encontró con el padre del afectado, quien manifestó haber recibido una llamada de un hombre que aseguraba pertenecer a un grupo delictivo y exigía un monto económico para la liberación de su familiar.

De esta manera solicitaron la intervención de la PGJE para que iniciara las investigaciones, siendo así que siguieron varias líneas de investigación, sin embargo, el jueves 10 de agosto, el trabajador que también fue privado de la libertad regresó a la comunidad, indicando que se había escapado de los sujetos, además indicó que su patrón permanecía cautivo, por lo que señaló el sitio exacto.

De esta forma se implementó un dispositivo de reacción al instante, que los llevó cerca de un canal de agua con dirección a la carretera estatal Tres Hermanos-Ponciano Arriaga, lugar donde se encontraba una camioneta roja y a su alrededor tres hombres y una mujer, quienes al ver los vehículos oficiales abordaron la unidad con la intención de huir, iniciándose una persecución que culminó metros adelante con su detención y aseguramiento de un arma de fuego tipo rifle, calibre .22 con un cargador negro y cinco cartuchos útiles del mismo calibre.

En el lugar donde había estado estacionada la camioneta, otros elementos investigadores se internaron entre el monte y sorprendieron a otro hombre que intentó correr, pero también fue detenido, siendo en el mismo radio de acción, donde fue liberado el afectado, quien se encontraba en el suelo maniatado y con la cabeza vendada.

Además, al revisar las bases de datos se encontró que uno de los hombres está relacionado en dos averiguaciones previas por el delito de abuso de confianza.