Desinterés por visitar el museo

Ni turistas llegan, pese a tener piezas únicas.

Miguel Barragán

[Huasteca Hoy]

El Museo Regional Huasteco, que alberga fósiles muy antiguos y piezas únicas de la cultura huasteca centenaria, tiene de cero a dos visitantes por día, de acuerdo con el guía de este recinto que se encuentra cerca del parque Pípila.

Luis Adán Hernández le da una guía explicativa a un niño de seis años que pone atención, maravillado por el tamaño del colmillo de mamut que fue encontrado en una ranchería de Valles por la maestra Oralia Gutiérrez, fundadora del recinto, hace más de cincuenta años. El papá del niño está más atento al celular que a la historia natural que tiene la exposición de 10 mil piezas del Museo Regional.

El recuento de visitas es así: “a veces vienen cinco personas, a veces dos, a veces nadie”, afirmó el guía que sabe relatar las características de cada una de las piezas que se tienen en muestra.

Los turistas tampoco acuden con regularidad. Cuando mucho, media docena de visitantes de otros estados visitan el lugar, pero no más que eso.

Pero es cotidiano el comportamiento, de hecho, solamente hay visitas multitudinarias cuando las escuelas programan asistencias de grupos completos de niños de primaria o secundaria.

Uno de los atractivos de los que más presume la Secretaría de Turismo es el de los museos que hay en Valles, que son el Tamuantzán y el Regional Huasteco.